dissabte, de desembre 13

No te engañes: hablar de igualdad es no comprometerte. El hambre es un crimen

No te engañes: hablar de igualdad en la enseñanza es hablar de injusticia.
En Cataluña también vemos miseria: la miseria humana de docentes que bajo una máscara de "todos somos iguales", esconden la violación de un derecho inalienable: la equidad social.
En horas de juntas de evaluación de todos los centros de nuestro país, de debate entre claustros (que deberían ser más frecuentes y numerosos), me reafirmo más en una acción tutorial comprometida, una enseñanza que se refleje en competencias adquiridas y no en resultados aleatorios, y en la educación entendida como eje de crecimiento personal y social.

Otro tema
El hambre es un crimen (de Página 12 de hoy)
“Crecemos comiéndonos nuestro propio futuro: los chicos son el primer recurso no renovable de un país, y en Argentina el 47 por ciento es pobre, 3,6 millones viven debajo de la línea de indigencia, 15 millones nunca tuvieron ningún tipo de educación formal y tantos otros más viven en hogares hacinados. Es una clara hipoteca al futuro”, consideró Claudio Lozano, diputado nacional por Proyecto Sur.

“El Gobierno tiene que escuchar a todo un país que reclama de norte a sur por la distribución de la riqueza. No van a ser los trabajadores los que paguen el costo de la crisis que ocasionó el estallido de un sistema inhumano y corrupto por definición”, dijo el jefe de la CTA.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici