dimecres, de març 3

Diferencia entre web y bitácora (o blog, o weblog...)

Me preguntaba una compañera hoy sobre la diferencia entre blog, weblog, bitácora y página web.

Es sencillamente otro género de comunicación. La diferencia básica es que el tono es conversacional, admite participación sin filtros de los visitantes, se escribe al correr del día, por tanto los contenidos son todos del tipo noticia o reflexiones actuales... Puede tener enlaces sobre recursos u otros blogs, según la temática que toque.

No hay nada que sea más o menos que un weblog. No es un género menor.

Es sencillamente otro estilo.

En Internet, la “bitácora” (aunque tal vez sería más preciso hablar del “cuaderno de bitácora”) es una web formada generalmente por una sola página, en la que se incluyen bajo un estricto orden cronológico, nuestras opiniones y comentarios acerca cualquier tema. La extensión de los comentarios puede ser variable; desde unas pocas líneas, incluso una sola, hasta largos párrafos. Y el estilo también puede diferir de un comentario a otro, porque nuestro estado de ánimo no tiene porqué ser el mismo en todas las ocasiones. En cierto modo, es nuestro diario personal que se encuentra a la disposición de quienquiera.

Una ventaja es que relaciona la información tratada con otras informaciones actuales presentes en Internet a través del enlace, se pueden incluir imágenes, y su administración es en línea, sin necesidad de otra cosa más que cualquier ordenador conectado a la red.

Puedo tener una página web y tener también una bitácora. En mi web tendré contenido estático, mantenido por un webmaster, con material para consulta de los visitantes. En cambio en mi blog tendré todo el germen de lo que después serán proyectos, o proyectos de otros, o ideas base para futuras experiencias. Todo esto aderezado con la opinión y sugerencias de quienes vengan a charlar o a hacer contactos.

Seguiré hablando de esto.

El otro día una alumna me decía "y pensar que hay gente que sólo se limita a tener una página web y al correo electrónico". Es para pensar. Los nuevos estilos comunicativos son para pensar en ellos, en la razón por la que emergen. Y no para clasificarlos por debajo o por arriba de un estandar generalmente marcado por nuestro propio y mínimo conocimiento.

Una vez más: no es la herramienta, sino quien la utiliza y para qué la utiliza. De todas maneras, hay herramientas facilitadoras de conocimiento, de sinergia, de ideas...¿o no?

(las dinámicas, por supuesto).

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici